Escritores Niños y Jóvenes
  Tus anécdotas
 

¿Tienes alguna anécdota interesante que contar? Pues envíanosla a escritoresninyosyjovenes@hotmail.com (Cada anécdota son 25 puntos)

Noches de ensueño.
Me podréis llamar “dormilona” pero no hay nada como dormir, porque es ahí cuando aparecen los sueños.
Cuando sueño, la razón se muere y el rumbo lo elije mi corazón.
Cuando sueño, todo desaparece y solo estamos tú y yo.
Cuando sueño, no me importa lo que los demás piensen de mí.
Las noches son cortas y en un parpadeo puede haber más sentimiento del parecido.  Cuando me despierto, los sueños se quedan atrapados en mis sábanas para que pueda seguir feliz en una nueva noche.
Es como subirse a una burbuja que te lleva lejos de la realidad, que te invita a volar tan alto como tú quieras volar, que te aleja de las discusiones con tu almohada y que te hace sentir…libre.
Puedo soñar con hadas, elfos, lobos, duendes…pero siempre, logro sonreír en un sueño. Son mágicos y me hacen sentir que en algún lugar, está mí sitio, que no soy una pieza sin encajar.
Temo que cuando deje que mis ojos se cierren, mi sensatez me abandonará y vendrá la niña que nunca paraba de fantasear. A veces en mi realidad, termino por llorar y con ansia, espero a que llegue la noche y sentir que aún quedan cosas por las que seguir viviendo.
Ahora… perdonadme, me voy a echar un sueñecito… ¡no se te ocurra despertarme!  
Por Olga Vázquez
El ángel
Estaba yo escribiendo en mi pizzarra acrílica, que estaba frente a la puerta corrediza que llevaba a la sala, yo siempre, de noche cerraba esa puerta, pues me daba miedo la oscuridad, y la sala era oscura, pero esa noche, no ce porque no cerré la puerta, mis padres se fueron al súper y mi hermano mayor estaba estudiando en su habitación, que estaba también al lado de donde yo estaba. Estaba escribiendo felízmente, cuándo derrepente, de reojo veo una luz que tenía la forma de una persona, grité el nombre de mi hermano y corriendo me fuí con el, le dice que alguien estaba en la sala y él por supuesto se asustó y los dos fuimos a ver, yo me iba detrás de él apretándole fuerta la mano, tenía tanto miedo de que sea un ladrón, prendimos la luz, vimos debajo de los sillones pero no había nada, hasta ahora recuerdo eso, era un ángel, digo yo, bueno eso espero, lo que pasa es que mi mamá siempre lo veía y ella dice que es un ángel.
 Una vez, la chica que trabajaba en mi casa estaba limpiando los cubiertos, ella salió un momento al patio y cuándo volvió a entrar vió que las puertas de los muebles d la cocina estaban abiertas y no fue el viento, ella se asustó y volvió a cerrar todas las puertas,al principio le hacía eso pero luego, cuándo ya la conocía ya no le hacía nada, por eso les digo, es bueno, claro con la gente buena.
Por Andrea Yubero

Yo había empezado a escribir una novela nueva, de las primeras que empecé; Helena, se llamaba. Me encantaba, narraba la historia de una niño llamado Carlos que desde que conocía a Helena toda su vida cambiaba a mejor, conocía a la amistad... Pero Helena también empezaba a cambiar... y no precisamente para mejor... era poseída. Y así, en la historia, Carlos evitaba a Helena rompiendo una promesa que le hizo de protegerla siempre. Al final Helena moría. xD Suena algo macabro, pero así era la historia, y además, me había inspirado para hacerla en una canción de My Chemical Romance.
Bueno, el caso es que empecé a escribir mi historia donde vivo, en Elche, pero cuando me fui de vacaciones a Granada, me llevé la historia conmigo, para continuar escribiéndo. Y así lo hice, todos los días, a la hora de la siesta; encendía el ordenador y... ...¡A teclear! Llegué a el capítulo 10 casi, la tenía muy adelantada, pero... ...cuando volví a Elche se me olvidó en la casa de veraneo, y no pude recuperarla hasta casi un año después.

 

¡Por fin!- exclamé un día cuando tenía 12 años y tenía el fajo de hojas en las manos. Lo abracé, besé... xD de todo... ^^
Y cuando lo empecé a leer...
=(
Qué decepción... ¿Cómo podía estar la historia tan mal escrita? Repetía palabras en todas las frases, no me expresaba bien.. ¿Esta era mi amada historia de Helena?
-Es natural- me decía todo el mundo; la escribiste hace muchísimo. -si quieres vuélvela a hacer pero mejor...
Pero yo no quería, estaba fatal; llevaba más de un año esperando leer esa historia, y era mil veces peor que todo lo que escribía ahora.
Estuve mucho tiempo sin atreverme a escribir. Y cuando lo hice, revisaba cada párrafo, no fuera a ser que cuando lo leyera después me decepcionara.. xD estaba paranoica.
Sin embargo, un día me dio por pensar y me di cuenta de que desde que había leído Helena, escribía mucho mejor, me lo decía todo el mundo y lo veía yo misma.
Resumiendo: Esta es la historia de una niña que escribió un cuento precioso a sus ojos y cuando ya convertida (o casi) en adolescente lo quiso leer vio que había cambiado demasiado en poco tiempo, y desde ese momento siempre que escribía intentaba hacerlo lo mejor posible, por si acaso.
Creo que la anécdota de Helena me ha ayudado mucho por estúpida que parezca, y pienso que pasito a pasito, me voy acercando poco a poco a mi anhelado sueño de convertirme en escritora. Por eso quiero quiero convertir este párrafo con vosotros, Escritores Niños y Jóvenes, para que veáis que equivocarse y aprender de los errores es una buena manera de saber escribir bien."
Por Carmen Coll

Siempre he estado loca por una persona, era una chica y era famosa. Se llamaba Hilary Duff, no sé si la conocéis, es cantante y actriz.
Desde hace ya bastantes años he sido su ídolo, he coleccionado sus discos, me he aprendido todas sus canciones, me he imprimido fotos y las he pegado por toda mi habitación etc. Era como si algo dentro de mí me empujase hacía ella cada vez más. Como un imán atraído por otro imán. Aunque ese famoso imán se iba repelando poco a poco.
Cada vez que veía una película que no era de Hilary Duff, esta me iba gustando menos. Eso siempre me ha preocupado hasta ahora.
El caso es que nunca me había sentido tan mal por esa tontería, aunque si lo piensas mucho, no es tan tontería. Todos mis sueños eran de Hilary. Todo era de Hilary.
Hubo una temporada en la que me olvidé de ella por completo y me empezaron a gustar otros actores, escritores etc. Toda esa temporada duró como 1 año hasta que Hilary sacó su nuevo disco UNLIMITED. Desde entonces me ha vuelto a gustar aunque esta vez he sabido controlarme por mis gustos, ya no estoy loca, sí, puede que me haya aprendido sus canciones y todo eso pero tampoco significa que no me puedan gustar otras personas. He aprendido y me estoy dando cuenta de que no tengo que ir a por una persona, puedes tener mas ídolos, amigas etc. En lo que siempre me fijaré de Hilary Duff es que he aprendido gracias a ella, una lección muy importante: es mejor tener muchas personas que una sola. Siempre me seguirá gustando Hilary Duff aunque siempre me seguirán gustando más personas. Y eso para mí no es nada malo....
Se lo dedico a Hilary!!!
Por Olga


"Mi falia y yo"

Estoy aquí, escribiendo en esta hoja de papel sin saber que escribir. Cuando no hago nada me aburro, escribir es mi única solución ayer escribir el principio de dos novelas, hice un poema y seguí un cuento para una página web, eso después de haber escrito mi anécdota. Hoy he hecho el principio de una novela y dos canciones. Me estoy volviendo loca por la escritura, cada vez me van entrando más cosas a la cabeza que tienen que salir de mí. No es que se me ocurran muchas cosas ahora pero de momento es algo.

Empiezo el día levantándome a las nueve, me ducho y me lavo los dientes. Duermo hasta las once u once y media, me visto, bajo a desayunar y escribo. También suelo hacer un poco los deberes. Ya que tengo mucho tiempo hasta la hora de comer. Una vez terminado el postre veo una película o me pongo la tele. A continuación me voy al ordenador de mi padre o el de su mujer, cuando los dos lo están usando uso el de mi hermano. Lo único que hago en el es irme al Messenger a ver si hay alguien de mi familia conectado o algunas de mis amigas, suelo a veces ir al internet para hacer trabajos que me manda mi padre o para ir a mi página web o la de mi amiga. Luego miro mi correo para ver si tengo mails. Me pongo muy nerviosa cuando abro la página del mail para mirar mi correo. Lo hago porque sé que solo puede ser bueno o malo porque el ordenador ya elimina (bueno, lo mete en el correo basura) los que me podrían dar igual.

De momento no he tenido fallos escribiendo, será porque ya estoy acostumbrada a escribir en mi lengua o será también porque he nacido para escribir. Eso sí, alguna letra me habré saltado y alguna vez me habrá corregido mi padre porque mi frase u oraciones no tienen sentido…El caso es que ahora mi padre está trabajando así que no me puede corregir, su mujer aparte de que no sepa mucho español, se ha ido con mi hermana pequeña Tatiana a ver una película en el cine, y, en cuanto a mi hermano…simplemente no tiene cerebro así él y la ayuda no pegan mucho…Ya de paso hablemos de él…

Un día normal y corriente de Nacho (mi hermano):

Se levanta a las ocho o a las nueve. Se ducha, se va a desayunar y después se lava los dientes. Se pone el bañador y se va a la piscina. Está ahí hasta la hora de comer, así que como le gusta tanto nadar y jugar en el agua come rápido y se tira otra vez al agua (eso sí, primero se moja la nuca para que no se le corte la digestión). A ver qué más. ¡Oh si! Se ducha otra vez para quitarse el cloro del cuerpo y juega en su habitación con sus peluches a jugar, yo siempre lo digo: más infantil imposible. Se pone a ver una película, digamos: Spider-man y en seguida se (convierte) en él. Empieza a trepar por las paredes y a hacer bobadas así.

Ahora hablaremos de mi hermana Tatiana. Un día normal y corriente de Tatiana:

Se levanta a las once y media o a las doce. Se ducha y se va a desayunar, se lava los dientes. Se pone a ver una película (típico de ella y de Nacho) y juega hasta la hora de comer con sus barbies, o simplemente se baña en la piscina con mi hermano o juega sola a que era millonaria. Come. Se va paseando por la casa a molestar o: a mi padre, o a Nacho, o a la mujer de mi padre (Dian), a nuestra cuidadora, a la que hace la comida, a la que limpia, a alguno de los dos choferes, a Nicholas (mi hermanito bebé de tres meses), o a mí. Mira películas hasta las dos de la madrugada. Y finalmente se va a dormir. ¡¡¡¡BIEN!!!!Solemos gritar todos (bueno, lo que estamos despiertos) (o sea: nadie).  

En fin, no es que mi familia sea perfecta pero al menos tengo familia, y una que  me quiere. Y debería dar gracias por ello. Así que GRACIAS a mi familia por ser mi familia y si alguien está leyendo esto en estos segundos, solo quiero que sepa que también debería dar gracias a la suya.

                                                                    FIN

Por Olga
img175/4719/ranitaabe4.jpg
 
  Hoy ha habido 2 visitantes (6 clics a subpáginas) Y cada día, uno más.